LALOexperience | El jefe, el gran incomprendido
En LALOexperience nos especializamos en Business Motivation: metodologías innovadoras y eficientes para equipos de alto rendimiento, eventos y formación para empresas.
LALOexperience, Business Motivation, formación para empresas, eventos corporativos, equipos de alto rendimiento
15785
post-template-default,single,single-post,postid-15785,single-format-standard,mltlngg-es_ES,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

El jefe, el gran incomprendido

El jefe, el gran incomprendido

Muchas veces nos hemos encontrado con jefes que tienen tan asumido que su figura está asociada con la negatividad que ya han perdido las ganas de cambiar esa imagen.

Es más, más de una vez nos hemos sentado a diseñar un plan de gestión y formación con los directivos de empresas y, cuando la conversación ha sido un poco más distendida, nos han asegurado que todos los intentos que habían hecho hasta ahora para acercarse un poco más  a la figura del “buen líder” habían sido improductivos.

Es difícil cambiar la mentalidad del empleado pues, la gran mayoría de cosas desagradables que pasan en las empresas están asociadas a la mala gestión de los jefes.

Nuestra gran pregunta entonces, cuando los jefes nos admiten su incapacidad para hacer que sus empleados los posicionen en un punto menos agresivo es: ¿Tus acciones para ser un buen jefe han sido constantes en el tiempo o solamente han sido puntuales? ¿Lo has puesto en foco?

La realidad es que el cerebro necesita de muchas repeticiones para que una acción se transforme en un hábito. Si siempre se ha sido un jefe que no ha tenido en cuenta la calidad de vida de sus empleados y de repente te das cuenta de que quieres serlo, no vale solo con desearlo. Hay que ponerlo en foco. Hay que ponerle atención. Y hay que trabajarlo a conciencia.

Ser un buen líder es un trabajo continuo. Exige mucha responsabilidad. Pero los beneficios son extremadamente mejores si el esfuerzo llega a buen puerto.

Lo de tener un equipo motivado es solamente la punta del iceberg. Detrás de un equipo motivado tienes un conjunto de personas que aceptan la invitación de subirse a tu barco (porque al final, una empresa es eso y un jefe es el capitán del barco).

Y no solamente aceptan la invitación porque al final de mes van a recibir un salario, aceptan subir al barco porque creen en un proyecto en común.

En LALO-X somos expertos en diseñar motivación a través del juego. Déjanos ayudarte a crear un equipo en el que vayan todos a una. Diseñemos un plan estratégico de gestión de personas con el que puedas sentirte orgullosamente apoyado cuando salgas a defender tu empresa al mundo exterior.

Si quieres que tu equipo te cubra las espaldas y no sea el principal boicoteador de tu éxito empresarial, llámanos. Podemos ayudarte.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment